Entrevista

Dra. Susana Medina

    “Hay que trabajar para que los sueños de los otros también se cumplan”.


 


La doctora Susana Medina de Rizzo, presidenta de la Asociación Internacional de Mujeres Juezas (IAWJ, sus siglas en inglés) que cuenta con 4,600 miembros en 75 países, asegura que “trabajar y estudiar es la clave para progresar y crecer” en el ámbito internacional y señala que los profesionales argentinos son considerados para posiciones en el exterior por su “capacitación y perfeccionamiento continuos”.

“Desde la Asociación de Mujeres Jueces de Argentina, que tengo el honor de presidir por tercera vez, vengo trabajando en la defensa y promoción de los derechos humanos de las mujeres. Dicha asociación forma parte a su vez de la Asociación Internacional de Mujeres Jueces (IAWJ), a la que llegué de la mano de Carmen Argibay (la primera mujer nominada a ser parte de la Corte Suprema de Justicia por un gobierno democrático en Argentina).

En los dos años de presidencia por delante en la organización con sede en Washington quisiera poder llegar a cada uno de los 194 países del mundo para tomar contacto con las juezas de los mismos, que tienen diferentes sistemas judiciales y diferente legislación, para construir puentes entre ellas que favorezcan el intercambio de saberes, de conocimientos y de amistad.

Como titular de la organización con presencia global creo que el aporte que realizan los profesionales argentinos para ser considerados en el ámbito internacional está basado en que en Argentina hay mucha experiencia y compromiso con los derechos humanos y, fundamentalmente, hay mucha capacitación y perfeccionamiento continuo. Eso hace la diferencia. Además somos un país amigable, con buena gente, cálidos y siempre dispuestos a colaborar con las causas nobles.

Argentina hay mucha experiencia y compromiso con los derechos humanos y, fundamentalmente, hay mucha capacitación y perfeccionamiento continuo. Eso hace la diferencia. Además somos un país amigable, con buena gente, cálidos y siempre dispuestos a colaborar con las causas nobles.

 Es por ello que a los jóvenes que anhelan extender sus horizontes en el exterior les diría que frente a la adversidad no hay que desfallecer ni dejar de soñar; por el contrario, hay que trabajar para lograr hacer realidad esos sueños. Trabajar y estudiar son la clave para progresar y crecer. Nada se consigue sin esfuerzo.

Hay que trabajar para que los sueños de los otros también se cumplan.

 Y si algún día llegan a ocupar un espacio de decisión o de poder, no olvidarse de aquellos que no tuvieron esa posibilidad y quedaron en el camino. Hay que trabajar para que los sueños de los otros también se cumplan.

 La doctora Susana Medina de Rizzo es la titular de la IAWJ desde mayo de 2016 convirtiéndose en la segunda presidenta argentina de la institución desde su creación en 1991 (la primera fue Carmen Argibay desde 1998 a 2000). Previamente, la vocal del Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos se desempeñó como vice-presidenta, Tesorera y Directora Regional para América Latina y el Caribe en la red que vincula a más de 4000 juezas en todo el mundo.